Chat with us, powered by LiveChat

La desinfección de manos, objetos y superficies es crucial para eludir virus, bacterias y muchas otras infecciones que pueden comprometer su salud dramáticamente, en especial durante una pandemia. Por eso, en estos casos es totalmente comprensible que los departamentos sanitarios de cada país exijan ciertos requisitos para que la población se mantenga sana y salva. De hecho, uno de los más importantes consiste en cumplir con todos los pasos de la cadena de esterilización. Es cierto que la mayoría de las veces suele ser muy precisa y rigurosa, pero aun así es posible replicar algunos aspectos en casa para evitar un posible contagio. En este artículo le explicaremos cómo mantener sus manos limpias, y cómo esterilizar ciertos objetos y superficies de uso diario para que no corra riesgos innecesarios.

Desinfección de manos, objetos y superficies: ¿cómo hacerlo correctamente en casa?

Higiene y desinfección durante una pandemia: ¿por qué son tan importantes?

¿Qué es una pandemia?

Antes de explicarle la importancia de conservar altos niveles de higiene y desinfección de manos, objetos y superficies durante una pandemia, es necesario que comprenda qué significa ese término. La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que una pandemia es la “propagación mundial” de una nueva enfermedad. Es catalogada como tal porque se cree que la población mundial podría estar expuesta a contraer esa nueva infección, y por ende, una gran proporción de sus individuos correría el riesgo de enfermarse. De acuerdo a la OMS, las pandemias se caracterizan por la aparición de brotes o casos de enfermedades que exceden lo “normalmente esperado”. En los últimos años el mundo entero se ha visto seriamente amenazado por diferentes pandemias. En efecto, en el año 2009 la gripe H1N1 afectó a cientos de miles de personas a escala global, y desde finales del 2019 el planeta entero ha venido sufriendo los embates de la neumonía de Wuhan, mejor conocida como COVID-19, o Coronavirus.

¿Cuál es la ruta de transmisión de los virus?

 La transmisión puede suceder de distintas maneras según el tipo de virus que esté afectando a la población. Por ejemplo, la ruta de transmisión del Coronavirus es mediante microgotas, objetos o superficies contaminadas. Esto significa que si usted está a menos de dos metros de distancia de una persona que ha contraído el virus puede llegar a infectarse de manera directa, es decir, cuando esta tosa o estornude, ya que durante estos actos expulsará microgotas contaminadas. Adicionalmente, el Coronavirus puede transmitirse de forma indirecta al entrar en contacto con objetos y superficies infectadas, tales como los pasamanos, las manillas de las puertas, los botones de los ascensores, y muchas más. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de USA, si usted entra en contacto con una superficie contaminada, y luego se toca la nariz o la boca, terminará contrayendo el virus.

Importancia de la buena higiene durante una pandemia

Por tal motivo, durante esta pandemia es prácticamente mandatorio que usted eleve sus niveles de higiene y desinfección de manos, objetos y superficies cada vez que deba salir de casa. De esta manera contribuirá con la reducción de la curva de contagios; evitará contraer esta peligrosa infección viral que puede afectar severamente su tracto respiratorio superior. Si usted no sigue estas medidas con precisión y rigurosidad puede terminar contagiándose, y por ende, se convertirá en un portador del virus en lugar de ayudar a frenar su propagación.

Higiene y desinfección de manos

¿Qué necesita para lavarse bien las manos?

 Una de las mayores medidas de higiene y protección que puede implementar para evitar el contagio con el COVID-19 consiste en lavar y desinfectar sus manos con frecuencia. Puede higienizarlas y desinfectarlas con agua y jabón, e inclusive con alcohol, (siempre y cuando su concentración máximasea del 65%).

¿Cuándo debe usar estos productos?

A continuación se comparten las principales situaciones que ameritan que usted se lave las manos con mucha frecuencia, y siguiendo las indicaciones de la OMS:

  • Cada vez que salga de casa.
  • Tras tocar algún objeto o superficie exterior que podría estar contaminado, como las manillas de las puertas, los botones del ascensor, los reposabrazos, etc.
  • Después de retirarse una mascarilla antivirus (y no olvide desecharla apropiadamente).
  • Si ha estado expuesto a los fluidos corporales de otra persona, como su sangre o saliva.

¿Cómo lavarse las manos correctamente?

La OMS establece que la duración del lavado de manos oscila entre 40 y 60 segundos, y que además este proceso involucra unos 11 pasos:

  • Usted debe mojarse ambas manos con agua proveniente del grifo.
  • Debe aplicarse jabón –la cantidad necesaria para cubrir toda la superficie de sus manos.
  • Debe frotarse las palmas de las manos entre sí.
  • Frótese la palma de su mano derecha contra el dorso de su mano izquierda y viceversa (entrelazando los dedos en el proceso).
  • Frote las palmas de sus manos entre sí –con sus dedos entrelazados-.
  • Frótese el dorso de los dedos de una mano contra la palma de su mano opuesta, siempre manteniendo sus dedos unidos.
  • Rodee el pulgar izquierdo con la palma de su mano derecha. Fróteselo con un movimiento de rotación y viceversa.
  • Frote la punta de los dedos de su mano derecha contra la palma de su mano izquierda y viceversa (haciendo un movimiento de rotación).
  • Enjuague bien sus manos con agua del grifo.
  • Séquese las manos con una toalla desechable.
  • Use esa misma toalla para cerrar el grifo.

Al final de esta rutina sus manos estarán completamente limpias y no correrá riesgo alguno de contagiarse con el virus, ni de contagiar a alguien más. Tampoco podría contagiarse de manera indirecta, ya que no estaría en contacto con superficies u objetos que pudiesen estar contaminados, como por ejemplo, el grifo del lavamanos.

Desinfección de artículos más grandes: calzados, ropa, prendas de cuero

¿Qué necesita para desinfectar estos artículos?

El COVID-19 también puede transmitirse mediante ropa o calzado contaminado. En consecuencia, usted debe desinfectar este tipo de artículos con regularidad, o hasta que cese este brote. Los productos más recomendados son aquellos que han sido especialmente formulados para limpiar ropa, zapatos, textiles o prendas de cuero. Sin embargo, usted también puede aprovechar las soluciones diluidas en cloro (como la lejía) para desinfectar profundamente estos posibles focos de contagio.

¿Cuándo debe utilizar estos productos?

En este punto es válido mencionarle que los virus no suelen vivir mucho tiempo en superficies u objetos de plástico o acero inoxidable. Pero aun así es recomendable que utilice los productos que acabamos de mencionarle para desinfectar prendas de vestir, zapatos y hasta muebles, si sospecha que un portador del virus pudo haber entrado en contacto con ellos. De igual forma, si usted sale a la calle debe cumplir con este proceso de desinfección tan pronto como vuelva a casa para evitar la contaminación de otros objetos, superficies o miembros del hogar.

¿Cómo desinfectar estos artículos correctamente?

Lo ideal es que utilice unos guantes desechables para realizar estas tareas de desinfección sin correr el riesgo de contagiarse. Aunque debe tener claro que no puede desinfectarlos, ni reutilizarlos, al finalizar esta jornada de limpieza.

Cadena de esterilización profesional – Desinfección y esterilización

La desinfección y la esterilización son procesos distintos, y a continuación le explicaremos por qué. Durante un ciclo de esterilización se destruyen todos los microorganismos (incluyendo las esporas) que pudiesen estar presentes en ciertos objetos, herramientas o instrumentos, bien sean médicos, dentales, quirúrgicos, de belleza, entre otros. Por lo tanto, se convierten en objetos completamente seguros para el cuerpo humano. Por otro lado, la desinfección consiste en destruir una buena parte de la vida microbiana, pero durante este proceso no se eliminan las esporas. En la actualidad muchos establecimientos están obligados a cumplir con una cadena de esterilización profesional, tales como los centros médicos, las estéticas, o los salones de belleza. El objetivo de esto es evitar que los pacientes contraigan ciertos virus, hongos o bacterias que puedan comprometer su salud a grandes rasgos.

¿En qué consiste una cadena de esterilización?

Una cadena de esterilización comprende una serie de pasos importantes, como la manipulación y limpieza de los instrumentos sucios, así como su empaquetado y esterilización. Hoy en día, la manera más segura de esterilizar cualquier objeto, herramienta o instrumento es mediante un autoclave. Este dispositivo está diseñado para realizar ciclos de esterilización a vapor a alta presión con la finalidad de que puedan ser reutilizados sin ningún tipo de riesgo o peligro. Hay que destacar que también es muy efectivo para esterilizar algunos tipos de máscaras antivirales reutilizables. Y esto es muy positivo ya que han estado escaseando en muchos países, a raíz de la pandemia que afecta a la población mundial en estos momentos. Otro aspecto favorable del autoclave es que las nuevas tecnologías han permitido que su diseño sea más ligero, compacto y accesible. Y no solo eso, también es fácil de usar, a diferencia de los modelos antiguos que se caracterizaban por ser sumamente grandes, voluminosos e incómodos.

Lave sus manos y desinfecte sus objetos, ropas y calzados

Si desea protegerse durante este brote de Coronavirus no olvide lavar sus manos frecuentemente. De igual forma, deberá desinfectar o esterilizar los objetos que utilice regularmente, como sus máscaras antivirales reutilizables, su ropa, zapatos o teléfonos celulares.